17.6.08

Los dos lobos

Comparto con amor, enviado por mi maestra Eugenia Lerner

Un viejo cacique de una tribu estaba charlando con sus nietos, acerca de la vida.

Él les dijo:



-Una gran pelea está ocurriendo dentro mío... es entre dos lobos.



*Uno de los lobos es la maldad, el temor, la ira, la envidia, el dolor, el rencor, la avaricia, la arrogancia, la culpa, el resentimiento, la inferioridad, la mentira, el orgullo, el egoísmo, la competencia y la superioridad.



**El otro lobo, es la bondad, la alegría, la paz, el amor, la esperanza, la serenidad, la humildad, la dulzura, la generosidad, la benevolencia, la amistad, la sinceridad, la sencillez, la misericordia, la verdad, la solidaridad, la compasión y la fe.



-¨Esta misma pelea está ocurriendo dentro de ustedes y dentro de todos los seres de la Tierra."



Los niños pensaron por unos instantes y uno de ellos preguntó a su abuelo:

- “¿Y cuál de los lobos crees que ganará?"



El viejo cacique respondió simplemente...



- “Al que alimentes"...

(Autor de texto: desconocido)

9 comentarios:

Laura Cambra dijo...

Lo más difícil es resistir a la tentación de hacerle caso a las voces que te gritan que alimentes al lobo equivocado. O, peor, cuando te manipulan para que no escuches a tu propio corazón y a tu propia razón.
Todo conflicto proporciona una inigualable oportunidad: saber más de uno mismo y templar el espíritu para ser fiel a los propios principios. Está en uno aprovecharla.
Beso,
L.

juana dijo...

Yo ando alimentando a un lobo de ojos verdes ;)

estoy feliz.
Y me encanta este post. Los cuentos tienen una manera de llegr al inconciente muy clara, y al conciente tb.

Me quedo y bajo unos cambios tb.
Te quiero mucho

Juana

Lidia M. Domes dijo...

Qué cierto es!!!

Besos.

Lidia

Z E N dijo...

Conocía la historia...y me parece brillante, pienso que este tipo de notas, cuentos, reflexiones, sería de tanto bien para nuestros chicos en las escuelas, en lugar de enseñarles nuestras historias a través de la guerra, verdad?

Un beso grande.

Mr. Magoo... dijo...

Hola Mireya, aqui visitando, y me llevo esta grata lectura. Sera posible darnos cuenta cuando estamos alimentando a uno pensando que estamos alimentando al otro? Es posible eso o dentro de nuestro ser sabemos bien a cual estamos alimentando?
Amiga, gracias por tu apoyo a la distancia. Te mando un fuerte abrazo.

ElPoeta dijo...

Perdona si por una vez sólo leo deprisa y por encima tu entrada y no te comento sobre ella, pero quiero decirte a ti y a todos mis amigos que llevo un tiempo sin visitaros porque ando con complicaciones afectivas y mal de tiempo, aunque quiero que sepáis que no me olvido de vosotros, que esto es sólo un intento de ponerme al día y a partir de ahora quiero hacer lo posible por encontrar el tiempo para visitaros más a menudo. Un beso y un abrazo, con todo mi cariño,
V.

Adolfo Calatayu dijo...

Sabés? me recordó un poema de Tennyson que dice más o menos así "hacia el este y el oeste combaten,en las fronteras de mi corazón..." que curioso.
Es un bello post,querida Mireya
Un beso grande

fgiucich dijo...

Cuánta verdad en pocas palabras. Abrazos.

aristideseljusto dijo...

Los perros son lobos domesticados. Tal vez podamos domesticar al lobo malo...

Saludines!