21.5.08

Gracias

Aprendí a agradecer muy tarde en mi vida, lo que se dice agradecer de verdad, desde el corazón. De chica me decían “decí gracias nena” y yo decía internamente “ufa”. Porqué tenía que dar las gracias?, acaso no me daban porque querían?, porque yo lo merecía? Porque era chica?, inteligente, me portaba bien, etc? Era natural, casi obvio que así fuera.

Pues no.

Supongo que es normal y un@ aprende a valorar un montón de cosas cuando es grande cuando ya le toca empezar a dar, y se da cuenta de qué feo es que cuando no te agradecen, “ es@ pendej@ malcriad@…”. (¿habrán pensado eso de mi oportunamente?, es posible).

Últimamente aprendí que si uno pudo tomar de sus padres la fuerza de la vida - más allà de cómo la hayan dado, con conciencia , sin ella, con buena onda o no, mucho o poco, de manera alegre o no, protestando, quejándose, o como fuere, pero lo dieron ( porque sino yo no estaría aquí escribiendo esto ni Uds. leyéndolo) - pues con eso alcanza , es suficiente, y es bueno agradecerles, estén vivos o no.

Sin críticas, ni reproches, ni rencores. Dieron lo que pudieron y fue suficiente, y lo hicieron muy bien. Fué perfecto como fué, lo tomo, lo acepto, al precio que les costó y al que a mi me cuesta. Porque así es la vida. Y hoy puedo exclamar, “GRACIAS POR LA VIDA PAPA, GRACIAS POR LA VIDA MAMA, ABUEL@S, BISABUEL@S” y así voy imaginando atrás de mi a todos los que me precedieron e hicieron posible que yo hoy esté acá. Los imagino sonriendo, orgullosos de mi, sintiendo que valió la pena , que tuvo sentido pasar la vida. Y voy buscando mis propias maneras de pasarla, compartirla, como cuando escribo estas GRACIAS!! para mi amiga Juana. Gracias a todos!

Este enfoque proviene en gran medida, de la formación en Constelaciones Familares que estoy realizando.

10 comentarios:

Z E N dijo...

Que importante y que lindo su post, me parece una manera maravillosa de ir creciendo si se quiere, transformándonos, convirtiéndonos en personas que construyan algo tan sencillo como agradecidas por esta dicha infinita que es el estar Vivos.
Gracias por su post.

carlos martinez dijo...

Me choca que no seas de las que dan las gracias. Yo pienso que hay cosas sagradas como esa y también pedir perdón. En ambos casos sin el sentido rutinario y sin sentido que tanto de lleva ahora. Claro

Mireya dijo...

Zen:gracias a vos !! saludos
Carlos: caramba, creo que hubo un gran malentendido, o yo escribo muy mal o tienes que volvera leer el post, yo no era agradecida , pero ya lo soy , gracias pues a ti también!!

giroaj dijo...

Hola Mireya,

Muy lindo post ! :) Totalmente de acuerdo.

Hace años q me digo a mi mismo esto: "Quien no sabe dar las gracias ni pedir perdón, no es digno de confianza."
Es más bien alguien peligroso que, no solamente no sabe de agradecimientos ni tiene la humildad necesaria para reconocer sus errores publicamente, sino que, por ello mismo oculta la verdad y la manipula para no ver su 'conciencia herida'.
Peligroso relacionarse con gente así.

Gracias por ser/estar y dar, :)

Besos, ;)

Adolfo Calatayu dijo...

Muy querida Mireyita: qué hermoso lo que escribiste,sabés? te volvés más profunda y sencilla al mismo tiempo pibita; la verdad? te admiro.
Qué le pasa al "sr" Carlos? estaba viendo otro canal? bue,no tiene importancia bonita.
Muchos cariños !!! y besitos.

fgiucich dijo...

Crecer es aprender a dar gracias a la vida. Hermosa reflexión. Abrazos.

aristideseljusto dijo...

Permiso, por favor, perdón, gracias, de nada.

Anónimo dijo...

Mi querida Hija:
Gracias por ser tu padre
Gracias por tu ternura!
Gracias por tu nobleza!
Gracias por tu alegría!
Gracias por tu tristeza!
Gracias por tu creatividad!
Gracias por tu responsabilidad!
Gracias por tu honradez!
Gracias por tu valentía!
Gracias por tu garra!
Gracias por tu hermosura!
Gracias por tu cariño!
Gracias por tus gracias!

Besos
Pa

M.M. dijo...

Mireya: Muy bueno lo que has escrito, porque es un recordatorio a todos. Muchas veces transitamos por la vida sin decir GRACIAS, palabra fácil de decir, necesaria y que corresponde. Tenemos mucho que agradecer, a nuestros padres, hijos, hermanos, amigos y a todo ser humano con el cual nos cruzamos en la vida y nos respeta.

Besos,

Maya

Lidia M. Domes dijo...

Qué emoción, yo imagino a los míos detrás de mi, y les doy las gracias, también, pero mi papá desde allá donde se encuentre, no me escribirá un comentario...

Qué lindo que tu papá te lea y también que te comente!!!

Felicidades, me alegro mucho por vos!!!

Un abrazo!!!

Lidia